Qué tener en cuenta al alquilar un trastero

Que tener en cuenta al alquilar un trastero

No tenemos ni idea de dónde meter las cosas que sobran en una casa. Muchas de ellas no las vamos a usar para nada, mientras que otras tantas puede que tengan algún uso en el futuro, así que nos resistimos a tirarlas.

Si no vives en un palacio, tarde o temprano te faltará espacio. Por fortuna, existen los trasteros de alquiler. Si te preguntas que guardar en un trastero, la respuesta es sencilla: todo aquello que no te quepa en tu casa (con algunas obvias excepciones).

Estos espacios de almacenamiento pueden ser la solución que has estado buscando. Sin embargo, antes de tomar la decisión de alquilarlos, existen algunas cuestiones que se deben tener bien claras:

¿En qué debemos basarnos para alquilar un trastero?

1. Espacio necesario

Lo primero que habrá que tener en cuenta es el espacio que se necesita. Hay trasteros más o menos grandes.

No es nada interesante contratar un trastero muy pequeño si tenemos muchas cosas que guardar. Al final, no nos quedará otra que apilarlo y podríamos estropearlo todo.

Pero tampoco vale la pena comprar un trastero muy grande para pocas cosas, ya que será tirar el dinero a la basura.

2. Acceso

A la hora de pensar en las cosas que guardar en un trastero, nunca se sabe en qué momento podemos necesitar tener acceso a las mismas. Es posible que se nos presente una urgencia que nos obligue a actuar cuanto antes.

Lo interesante sería elegir un trastero que te dé acceso las 24 horas del día, en cualquier momento de la semana. Que no dependa de que haya alguien que se encargue de abrir o cerrar las puertas.

Revisa si el trastero tiene sistema de acceso a través de tarjeta personal, con clave o con cualquier otro tipo de acceso que no requiera de un horario.

3. Sistema de vigilancia

Con independencia de que cosas que sobran en una casa puedes pensar guardar en este lugar, es fundamental que el trastero tenga un buen sistema de vigilancia. Así, evitarás perder cosas de valor (y no solo valor económico, sino sentimental).

Revisa si el lugar está dotado de sistemas de seguridad que te hagan estar tranquilo, como es el caso de cámaras, alarmas de un vigilante que esté la mayor parte del día (incluso vigilancia 24 horas).

Es muy posible que toda esta seguridad se pague, pero vale la pena si te quedas más tranquilo/a.

4 Aparcamiento y zona de carga y descarga

Si necesitas meter objetos muy pesados y voluminosos en el trastero, incluso algún pequeño mueble, te interesa que exista una zona de aparcamiento dentro de este; o, por lo menos, una zona de carga y descarga.

Todo esto te facilitará la tarea, ya que no hay nada más tedioso que tener que dejar tus cosas en la acera para meterlas en el trastero.

Esto es todavía más importante si estamos hablando de una ciudad y zona muy transitada, donde aparcar es un lujo.

5. Buenas condiciones

Cuando pensamos en que guardar en un trastero, también tenemos que asegurarnos de que nuestras cosas van a estar en buenas condiciones. Esto quiere decir que las condiciones de humedad y de temperatura sean las más propicias.

El trastero debería tener sensores para regular estas condiciones. Al mismo tiempo, debe estar limpio, ya que así tendremos claro que es un buen sitio para dejar nuestras pertenencias.

Un lugar donde la humedad sea alta, y la temperatura inadecuada, podría ser perfecto para la proliferación de hongos. Y ya sabemos cómo estos podrían llegar a destrozar casi cualquier cosa.

6 Ubicación

Dependiendo de lo que guardes en el trastero, te interesará que el lugar esté más o menos cerca.

  • Alquilar un trastero en el centro puede salir un poco caro, pero saldrá rentable si lo visitas con frecuencia.
  • Si no necesitas alquilarlo con frecuencia, quizá puedas alquilarlo un poco más lejos y ahorrar algo de dinero.

7. Flexibilidad

Además, te interesa un trastero que sea flexible con cualquier cambio, en el caso de que el espacio se te quede pequeño.

Es importante que lo consultes con la empresa.

Estos criterios son los más importantes a la hora de alquilar un trastero.